Connect with us

Recuerdo

A 5 años del Tsunami y Terremoto: La Serena y los daños en la Avenida del Mar

Publicado

el

Con altos niveles de reservas hoteleras y variedad de locales de entretenimiento y gastronomía, el eje Avenida del Mar – Costanera en La Serena y Coquimbo se preparaba para unas Fiestas Patrias alegres y con abundancia de visitantes. Pero la naturaleza dijo otra cosa. El área insignia del turismo local fue duramente golpeada por el tsunami.

En La Serena, los sectores más afectados por el embate del mar fueron los alrededores del Faro Monumental y al sur de Avenida Cuatro Esquinas. En Coquimbo, prácticamente toda la extensión de playa.

En los alrededores de El Faro, el agua avanzó hasta unos 400 metros al interior, inundando el restorán El Amir, el cual fue víctima de delincuentes que, forzando una ventana y destrozando una puerta, ingresaron a robar toda clase de objetos. Su dueño, Isa Rabi Archa, invadido por una evidente tristeza, intentaba salvar el mobiliario y limpiar el sitio.

El mar carcomió las bases de la arcada ubicada al norte del Faro, provocando el colapso de una parte de la construcción histórica. A poca distancia, una matriz de agua potable se rompió, abriendo una amplia zanja en la arena.

Desde Cuatro Esquinas hacia el sur, prácticamente todos los restaurantes y locales de diversión nocturna sufrieron daños graves, muchos de carácter irreparable.

Mauricio Peyreblanque, propietario del restaurante Tololo Beach, señaló que el establecimiento presentaba pérdida total, por lo que debió desalojarlo y rescatar las pertenencias que pudiera. 52 personas que trabajan en el lugar quedaron en compás de espera hasta el año 2016 cuando inauguró un nuevo local. “Hay que desarmarlo y hacerlo de nuevo. No hay ninguna alternativa de recuperar lo que está, el mar lo levantó, es irrecuperable”, dijo en aquella época.

En la vía pública, además de la inundación de varios tramos, se apreciaba el derrumbe en secciones de la vereda y caída de postes de iluminación pública, que en breve plazo serían repuestos por Conafe.

Y dado que las olas atravesaron la calle en numerosos puntos, algunos edificios sufrieron la inundación de sus subterráneos (muchos de ellos usados como estacionamientos) y primeros pisos, provocando pérdidas millonarias a los residentes. Incluso se reportó que en un edificio de la Costanera un automóvil fue arrastrado hasta el interior de la piscina.

Seguir leyendo
Comentar

Leave a Reply

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Lo más leído