Connect with us

Comunales

Madrugadores de San José oraron este sábado en la iglesia catedral de La Serena

Publicado

el

Muy temprano en la mañana se congregaron en la plaza de armas de la ciudad de La Serena, la agrupación Madrugadores de San José, con motivo de dar vida a una especial tradición. Y es que en la ocasión, iniciaron las celebraciones de la Solemnidad de la Inmaculada Concepción de la Santísima Virgen María, con el rezo del Rosario del Alba a las 06:30 horas, para luego participar de la Eucaristía que presidió en el templo Catedral el Arzobispo René Rebolledo, en compañía del P. José Manuel Tapia.

En la ocasión, Guillermo Layza, integrante de los Madrugadores, destacó que “lo que nosotros más pedimos en este día es que Dios y la Virgen sigan siendo nuestra guía y que aumente cada día nuestra fe. Y es que a pesar de los inconvenientes que estamos pasando actualmente como Iglesia, siempre de este tipo de situaciones se sale fortalecido. Agradecemos por un lado por todas las bondades y bendiciones que el Señor nos regala y pedimos también mucho por nuestros sacerdotes que son un pilar fundamental para seguir en este caminar”.

Cabe destacar, que al finalizar se reunieron en torno a un desayuno fraterno en que, además, invitaron a las personas en situación de calle.

Laicos de La Serena saludan a su Madre

Igualmente, al mediodía, el principal templo de la capital regional acogió a los feligreses que anhelaban encomendarse al manto protector de la Virgen María en este día tan especial.

En la santa Misa, el Pastor Arquidiocesano convocó a celebrar “con sentimientos de gran gratitud a Dios por la obra en la Virgen, pensando en cómo tenemos que mirar la vida santa de la Inmaculada y de todos los santos en la historia de nuestra querida Iglesia. Así también, cada uno de nosotros, acompañados de nuestra Madre, podemos vivir en santidad los días que el Señor quiera regalarnos”.

Seguir leyendo
Comentar

Leave a Reply

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Lo más leído